BLOG

Introducción a la correcta instalación de lámina asfáltica

La aplicación de láminas bituminosas de betún modificado –también conocidas como láminas asfálticas– es un trabajo que requiere cierto grado de formación y de especialización, para lograr una correcta instalación sin que la cubierta, el material o el instalador sufran daños. Para cumplir con este objetivo, el profesional cuenta con una herramienta de una utilidad inestimable: la norma UNE 104401 de AENOR, un documento específico para la aplicación de láminas bituminosas que, en 174 páginas, recoge toda la información necesaria para realizar exitosamente el trabajo. En él puedes encontrar desde definiciones, sistemas, preparación de la cubierta, ejecución, hasta control de calidad, etc. Sin duda, este documento es la guía de referencia en el sector para instaladores, constructores, proyectistas, direcciones de obra y fabricantes.

El punto 5.3.2 de la citada norma aborda en detalle la cuestión de la puesta en obra. Desde AIFIm (Asociación Ibérica de Fabricantes de Impermeabilización) vamos a repasar los pasos de la puesta en obra, empleando como guía lo recogido en dicho documento, ¿nos acompañas?

La imprimación previa

El primero de los aspectos a tener en cuenta es la imprimación asfáltica. Antes de su aplicación se debe preparar la superficie en función de:

  1. Sus características, atendiendo a la dotación y espesor requerido por el fabricante.
  2. Las condiciones meteorológicas. En su mayoría, las imprimaciones son base acuosa, por lo que no deben aplicarse con agua, días de lluvia, nieve o granizo, o con previsión de ello en los siguientes días.
  3. El tipo de sistemas de instalación de la lámina bituminosa, ya que puede ser adherido o flotante (no adherido).

En el primero de los casos, sistema no adheridos, solo debemos imprimar:

  • Los perímetros de la cubierta y la base de elementos emergentes (tubos, chimeneas, casetones, petos, sumideros, etc.), abarcando 15 cm de la zona horizontal y 20 cm de la zona vertical por encima del acabado final de la cubierta.
  • Las bandas de 30 cm alrededor de sumideros, de lado a lado de las juntas de dilatación y al borde extremo del faldón de la cubierta.

Si el sistema es adherido, debe imprimarse toda la superficie de la cubierta.

En ambos sistemas, debe aplicarse obligatoriamente una banda de refuerzo en las zonas imprimadas de los puntos singulares.

Para su correcta aplicación, es importante que la imprimación se encuentre a una temperatura superior a los 5ºC para evitar su espesamiento y la separación de fases. Y recordar que sobre superficies previamente bituminadas, como aislamientos térmicos, no es necesaria la aplicación de la capa previa de imprimación.

Ahora que ya tenemos escogido cómo vamos a aplicar la lámina pasamos a la fase de replanteo previo y colocación.

Replanteo y colocación de la membrana

Los rollos de lámina bituminosas son de 1 m de ancho normalmente y para su aplicación se deben desenrollar y extender sobre la cubierta, solapándose entre sí un mínimo de 8 a 12 cm según se coloquen en una única capa (monocapa) o en varias capas, y adheridos o fijados mecánicamente.

Su instalación debe realizarse en el sentido perpendicular a la pendiente de la cubierta, es decir, colocando los rollos perpendiculares a la caída del agua. Sin embargo, en pendientes de más del 10%, las láminas se colocarán paralelas a la pendiente. Además, en el caso de instalarse un sistema de dos o más capas, las siguientes deberán colocarse en paralelo, en la misma dirección que la primera capa y el cubrejuntas. En este caso, la lámina se aplicará en hileras desde el punto más bajo de la cubierta, solapándose siempre en sentido de la caída del agua, a favor de la corriente. Nunca deben coincidir los solapes transversales de las diferentes capas por lo que se colocan siempre cada nueva capa desplazada respecto a la anterior, como se indica en la figura 1.

Figura 1. Colocación de láminas en sistema monocapa

En el caso en que vayan colocadas directamente sobre paneles de aislamiento, se colocarán en dirección perpendicular a estos.

En las cubiertas llamadas tipo “deck”, sobre soportes de chapa grecada la lámina se coloca preferiblemente en sentido perpendicular a la greca.

Formas de colocar la impermeabilización

Por último, nos queda colocar la lámina sobre la cubierta, que podrá hacerse mediante sistema adherido, flotante o fijación mecánica.

Aunque en las próximas entradas desarrollaremos con más detalle la instalación y fijación con distintos procedimientos, dependiendo de si el sistema instalado es monocapa o de varias capas, en este artículo queremos realizar un breve apunte sobre la instalación, dependiendo de si estamos colocando una o varias capas.

  1. Adherido:

* Sistema monocapa: La membrana monocapa debe ir siempre adherida cuando no existe una protección pesada sobre ella y el acabado es la propia lámina autoprotegida con acabado mineral.

* Sistema con varias capas: En este caso, las láminas se unen mediante la aplicación de calor con un soplete, logrando así una mayor estanqueidad.

  • Flotante:

* Sistema monocapa: Las láminas deben adherirse entre sí en los solapes y al soporte en los puntos singulares, con la ayuda de un soplete.

* Sistema con varias capas: Las capas se unen mediante la aplicación de soplete, tratando de lograr una membrana única. Estos sistemas siempre se colocan en cubiertas que tienen algún tipo de protección pesada, como pavimentos, gravas y jardines.

  •  Fijación mecánica:

El sistema de fijación garantiza que los elementos que componen una cubierta permanezcan en la misma, por eso es importante tanto la calidad del sistema, como su instalación. Su correcto dimensionado es básico para garantizar la estabilidad de la cubierta. Para ello habrá de tenerse en cuenta la zona geográfica, zona de la cubierta y la altura del edificio. En el caso de los sistemas de varias capas, las segundas se unen a la primera capa mediante la aplicación de soplete.

En cualquier caso, desde AIFIm siempre recomendamos consultar con los fabricantes de productos, ya que ellos podrán asesorarnos sobre la correcta instalación para lograr una cubierta estanca y estable.