BLOG

La unión de la arquitectura con la impermeabilización

Todos los años el primer lunes del mes de octubre se celebra, coincidiendo con el Día Mundial del Hábitat, el Día Mundial de la Arquitectura, coincidencia de dos efemérides que no es casual, sino que la Unión Internacional de Arquitectos (UIA) decidió vincular para plasmar la relación del desarrollo urbano sostenible con la arquitectura.

Al igual que la sostenibilidad es inherente a la arquitectura de hoy en día, los materiales constructivos se encuentran manifiestamente vinculados al diseño de los edificios. Un ejemplo de ello lo encontramos en los productos de impermeabilización, que cada vez tienen más en cuenta el diseño de los espacios, sean o no transitables.

Tampoco los criterios estéticos más modernos y novedosos se encuentran reñidos con una correcta ejecución de la impermeabilización, encontrándose en el mercado soluciones idóneas para los diseños más arriesgados.

Normalmente las tecnologías aplicadas a los productos que para cubiertas tienen las empresas asociadas a AIFIm destacan por sus amplias posibilidades, tanto técnicas como creativas: desde cubiertas de distintos colores a perfiles o revestimientos decorativos instalados en las membranas.

La creatividad es una manifestación del arte que también se proyecta en la elección de productos impermeabilizantes de calidad. Es por ello que en la actualidad no existe superficie arquitectónica, por muy original o disruptiva que sea, que se escape a una correcta impermeabilización.

Una buena arquitectura demanda de soluciones duraderas y eficientes que ayuden a conseguir la línea estética buscada por el arquitecto. Las cada vez más complejas cubiertas vistas, geométricas, verdes, fotovoltaicas…  requieren de productos impermeabilizantes igualmente novedosos, ideados para respetar las exigencias estéticas y técnicas.

Gracias a la innovación de los productos que fabrican las empresas integradas en AIFIm, los arquitectos apuestan por el diseño de proyectos rompedores. Porque no debemos olvidar, en este Día Mundial y en otros tantos que vendrán, que la unión de la arquitectura y la impermeabilización es un hecho que trasciende lo convencional y busca la estética y la funcionalidad como punto de convergencia.